Lo importante que debes conocer de los dientes de niños y bebés

Los dientes de los bebés y los niños son totalmente más débiles que los dientes de un adulto. La zona bucal está comenzando a formarse completamente y están empezando a ser completamente fuertes y a sujetarse de las encías. Es muy importante que sepas que los dientes de un bebé y un niño son mucho más delicados.

Las encías son las principales que deben tomar gran fuerza para poder mantener la dentadura de un niño completamente dándole gran estabilidad y fuerza a los tejidos dentales. Es importante que siempre tengas conocimiento sobre la diferencia de los dientes de un niño o bebé a los de un adulto medio mayor.

Los primeros dientes de los niños son de leche y son una dentadura temporal que al caerse deben siempre tener cuidado con la formación de los nuevos dientes. Muchas veces la deformación hace presencia al no tener el reposo que deben tener los niños al sacarse un diente, comiendo dulces y cosas que sean literalmente duras.

Si eres padre es importante que conozcas sobre este tipo de temas que es interesante conocer ya que es de una zona muy fundamental para un niño como lo es la salud bucal. Aquí te dejaré lo más importante que debes conocer sobre esto. Tómalo en cuenta siempre y cuando sea fundamental compartir el conocimiento será muy útil, solo sigue leyendo…

Lo que quizás no sabes de los dientes de niños y bebés

1. Dientes de leches

Los dientes de leche son los que se forman en los niños desde que comienza su desarrollo hasta que comienzan a mudarlos a partir de los 7 y 8 años de edad. Estos dientes realmente son totalmente temporales, que específicamente son los primeros que le dan fuerza y postura a las encías dándole un buen soporte a la salud bucal.

Cuidar en todos los ámbitos la salud bucal es efectivamente lo más importante para un niño y aunque no lo creas la debilidad de los dientes de leche es relativamente media, ya que son los primeros dientes y muelas que le dan soporte medio al sentido del gusto. Tienen tejidos máximos hasta el momento de comenzar a mudar los dientes principales.

2. Encías débiles

Las encías de un niño y un bebé son sumamente débiles muchas veces en los primeros meses o primeros años de edad. Se puede visualizar que las encías sangran mucho y es por el hecho de que estas tienen un tejido que apenas comienza a formarse y de la nada o con cualquier alimento esta puede romperse.

Las encías al comenzar a salir los dientes igualmente se encuentran débiles y es posible que igualmente existan sangrados por los cambios bucales que comienzan a existir. Es importante que tomes en cuenta que los sangrados en los primeros 5 o 6 meses de un bebé pueden ser normales, aunque igualmente debes consultar con un odontólogo.

3. Mal formaciones

Las malas deformaciones que se pueden visualizar en los niños al mudar los dientes de leche son máximas, estos son casos comunes al ver los principales dientes no tan derechos. Esto ocurre ya sea por comer alimentos muy duros al estar mudando los dientes o por tocarse mucho la encía al momento de ya haber retirado el diente.

Las malas deformaciones se comienzan a formar en el breve periodo cuando el diente comienza a salir o en la forma de cómo fue sacado. Es por eso que se recomienda rotundamente tratar con un odontólogo cuando se necesite extraer un diente o una muela.

4. Presentación de caries

La presentación de las caries siempre se visualiza mayormente en las edades de 6 a 9 años. Esto ocurre por la cantidad amplia de dulces que puede llegar a comer el niño, siendo una forma muy completa y directa de darle paso a las caries en las principales muelas exteriores y posteriores.

Este es el conocimiento más importante que debes conocer sobre la odontología de un bebé y un niño. Es un tema totalmente importante para la salud

Deja un comentario